Trata de regalarte de vez en cuando un momento donde tu mente no se empeñe en buscar respuestas en el pasado ni en tratar de anticipar el futuro .
Y será en ese momento donde podrás enfocarte en quien eres, en tu presente .

Lo que haces, te regresa.

enero 10, 2021

Escrito por: Oreste Del Río Sandoval

En latinoamérica hay una frase muy común que dice: ¨el que la hace la paga¨, entiendo que sobre la acción de hacer daño a alguien se desprende la idea que al vivir en un mundo en donde la justicia divina impera cada quien recibe en algún momento como respuesta una acción proporcional proveniente de alguien que no responde esencialmente a un instinto o intención personal para contigo; sino que el universo descarga como un boomerang una carga energética que antes lanzaste y que ahora regresa a ti.

¿Alguna vez sentiste que la vida te pagaba con la misma moneda que antes habías pagado tu?. Recuerdo que de niños, solíamos marcar con una firma, un dibujo, o algún símbolo escrito a pluma un billete de la moneda de circulación nacional, esperando que en el transcurso de nuestra vida, el mismo billete regresará a nosotros y lo pudiéramos distinguir a través de esa marca que habíamos puesto en el. Así mismo es la energía, y nuestras acciones son las marcas que estampamos sobre ella que en algún momento regresará a nosotros en la misma medida que actuamos tal y como actuamos.

Interpretamos la mayoría de las veces que solo las acciones en las que hemos hecho daño son las devueltas; pero esto no es así. En la vida generalmente nos impactan más los acontecimientos negativos que los positivos, son sabios aquellos que pueden aprender de lo negativo que pase en sus vidas y lo convierten en una experiencia que transforman en algo positivo dando un curso nuevo a esa energía en el universo.

El karma es energía puesta en acción, que se dispara al entorno y regresa a ti no necesariamente como una acción o un acto, pero en energía positiva o negativa. Es el rebote de una pelota de goma contra la pared, con la misma intensidad que la lances regresará a ti.

La vida me enseñó que cada uno de nosotros somos un espejo: da sonrisas y recibirás sonrisas, proyecta irá y recibirás enojo. Si tan sólo pudieran ser más aquellos con la capacidad de absorber lo malo y transformarlo en bueno, pondríamos tal vez un giro diferente incluso al universo.

Aprendí que romper un corazón te generará tristezas en el futuro porque así actúa el karma, conocido también como la ley de causa y efecto un día eres cuchillo y otro día eres la herida.

Por eso te propongo hacer el bien, y si en la vida debes encarar tristezas o lidiar con alguien que tal vez traiga consigo una carga negativa, intentes hacer un cambio para esa persona y el resto del universo devolviendo una sonrisa, piensa muy bien antes de decidir lo que harás, no hagas a nadie lo que no quieres que te hagan a ti; por el contrario has el bien sin esperar nada a cambio pues el efecto de tus acciones llegará a ti ya que en la vida lo que haces te regresa.

Spread the word

ENTRADAS RELACIONADAS

Viaja, disfruta y respeta

Viaja, disfruta y respeta

En septiembre de 1979 la Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo decidió instituir el día mundial del turismo a partir del 27 de septiembre de 1980. Hoy día se calcula que el sector turístico representa el 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB)...

Leer más
En búsqueda de la felicidad

En búsqueda de la felicidad

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Felicidad, instaurado desde el año 2013 por las Naciones Unidas, como reconocimiento del importante papel que desempeña la felicidad en la vida de las personas de todo el mundo, ¿será que todos tenemos claro el...

Leer más
MAKTUB

MAKTUB

Maktub es una palabra árabe con un significado muy profundo: “estaba escrito”. Un simple análisis de esta frase nos lleva de inmediato a pensar en lo que es el destino. ¿Cuántos de nosotros no estamos acostumbrados a pensar en lo que podría haber sido si hubiésemos...

Leer más